lunes, 9 de agosto de 2010

Un almuerzo muy especial


Estuve en el comedor de Tati, en el barrio El Faro, donde decenas de chicos reciben su alimento , pero sobre todo, contención de madraza. Comimos unas empanadas fritas de mondongo que estaban deliciosas. Y nos homenajeó con su especialidad dulce: la isla flotante. El trabajo de Tati es maravilloso, es una luchadora implacable. El Estado debe acompañar estas iniciativas que surgen de los vecinos con políticas de inclusión, trabajo y educación.


2 comentarios:

  1. Hay bellezas del alma que han resistido la tristeza y el dolor ,si un Intendente las abraza estamos mejor ,desde Bruno que no veo un intendente abrazar militantes

    ResponderEliminar
  2. bien sr intendente ella es una gran compañera merecia su visita saludos cordiales!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.